Republica Dominicana

Historia


Breve Reseña de la Oficina Nacional de Evaluación Sísmica y Vulnerabilidad de Infraestructuras y Edificaciones (ONESVIE).

En el año 1996 se celebró en Santo Domingo el Primer Congreso Dominicano de Ingeniería Sísmica y el IX Seminario Latinoamericano, donde se establecieron las bases para la creación de una oficina encargada de evaluar el desempeño sísmico de las edificaciones existentes.

Más adelante, en el 1999, en la Provincia de Puerto Plata, se llevó a cabo la Conferencia PENROUSE auspiciada por el United States Geological Service (USGS), reuniendo a los científicos más destacados del mundo en Sismología, Sismo Tectónica, Geología y afines. Dichos científicos visitaron lugares donde se pudo examinar alguna singularidad geotectónica observando la zona de contacto entre las placas tectónicas de Norteamérica y El Caribe, en trincheras a cielo abierto excavadas en el municipio de Ojo de Agua, Salcedo.

Como resultado de esta acción, la Conferencia emitió un documento alertando al pueblo y al Gobierno de República Dominicana sobre los futuros eventos sísmicos que tendrán lugar y sugirió algunas medidas que debían ser tomadas de inmediato; entre las que se destaca, el examen y refuerzo de las estructuras existentes, especialmente las que albergan mucha gente durante mucho tiempo: Hospitales, Escuelas, Cuarteles, Oficinas Públicas en general. Posteriormente, en el mes de julio del año 2001, durante el desarrollo de la Conferencia Internacional para la Reducción del Riesgo Sísmico en el Caribe, celebrada en la ciudad de Santiago, se recomendaron los lineamientos básicos del sistema de prevención sísmica en la República Dominicana.

Tomando esto en consideración, el Poder Ejecutivo emitió el Decreto Núm. 715-01, el 5 de julio del año 2001. De acuerdo a la ley 147-02 sobre Gestión de Riesgos; nace para enfrentar los problemas derivados de la existencia de una masa edificada, antes de que entraran en vigencia las recomendaciones provisionales de análisis sísmicos (RPAS) en el año 1979, y que por lo tanto no se consideraron en su diseño los conocimientos de ingeniería sísmica en aquella época. También con el objetivo de evaluar y diagnosticar la capacidad de resistencia sísmica de las edificaciones del país, y establecer las correcciones en los casos que lo ameriten.